Uruguay

Punta del Diablo, cierre de capítulo

El último lugar que visitamos de Uruguay fue Punta del Diablo.
¿Ciudad? Tal vez es mucho decir para unas cuantas manzanas de este pueblito de playa… pero con aire tranquilo, un paisaje pintoresco y rústico, con el movimiento de una pequeña ciudad, movilizada por la llegada de turistas, en su mayoría jóvenes.

Atardecer
Atardecer en la playa – Punta del Diablo

Caímos alrededor del 20, ya en la segunda quincena de Enero, y sin embargo, mucha gente no había… Nos dijeron que Uruguay es fuerte en la primer quincena de Enero, que la temporada real arranca en Diciembre con las fiestas, explota el 31 y el 1, y luego del 15, ya vuelve a la calma… y ahí salen a veranear los propios uruguayos: entonces, ya había estado la mayor cantidad de gente, y la temporada estaba empezando a decaer.

¡Qué mejor! Nosotras necesitábamos eso ahora. Descansar…
Así que llegamos a Punta del Diablo con tranquilidad, pero también con un poquito de tristeza que se terminaban las vacaciones.

Lo primero que hicimos fue encontrar el camping (que estaba sobre el acceso a la ciudad, a diez cuadras de la playa) y luego buscar un buen lugar donde armar la carpa… ya por última vez, dejamos establecido nuestro hogar móvil.

Nuestro hogar
Nuestra carpa

El camping estaba muy bueno, tenía una linda pileta, un montón de espacio… podíamos tener el auto cerca nuestro y escuchar música. Había muchos árboles, mucha sombra, un placer! El camping también tenía buenos baños y duchas, y una proveeduría bastante completa en la entrada. También había WiFi pero estaba en la entrada del camping, en la administración, así que había que caminar unos cuantos metros para tener internet, jaja. No lo usamos tanto: desconectarse también formaba parte de estas vacaciones.

FB_IMG_1432820830369[1]

La idea original era dormir en el camping, dejar la carpa hecha, y después aprovechar y con el auto ir a conocer Santa Teresa un día, y por qué no, llegar hasta el Chuy, en el límite con Brasil. Nos dijeron que en el Chuy se conseguían cosas de electrónica, bebidas, entre otras cosas, a precios de free shop, por estar en la frontera. Pero no nos quitaba el sueño comprar cosas. Y estaríamos cansadas, porque al final no hicimos ni una cosa ni la otra, y decidimos quedarnos allí hasta el último día!

Postales de Punta del Diablo: 

FB_IMG_1432820845966[1] FB_IMG_1432820857416[1] FB_IMG_1432820853950[1]

Fue la calma para tanta vorágine. Después de muchos días de playa, salir, acostarse tarde, levantarse temprano con el sol que no te dejaba dormir más, llegar a este lugar fue un buen cierre de esta historia. El viaje fue una gran conexión para nosotras como amigas, y también fue un poco un lugar de descubrimiento para mí. Yo volví de este viaje por Uruguay con otra cabeza, con otra forma de ver las cosas… sí, y sólo fueron dos semanas! Pero la compañía era buena, y el lugar fue propicio para tener muchas charlas, y sobre todo, mucho tiempo para pensar…

La verdad que es un lugar super tranquilo, donde vimos uno de los atardeceres más lindos de todo el viaje… fue un gran cierre de capítulo. Luego de unos días, emprendimos la vuelta a Punta del Este para devolver el auto, y de allí a Buquebus para volver a Buenos Aires, a la rutina, a la gran ciudad.

Nos esperaban muchas cosas de este lado del charco.

.

(*) Para ver todos los posts de aquel viaje con amigas por la costa uruguaya , entren acá: https://palomitaporelmundo.wordpress.com/tag/uruguay-2013/

FB_IMG_1432820881447[1] InstaSize_2015_4___2810400[1]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s