España·Toledo·Viajes

Una escapada a Toledo

Cuando empecé a planificar el viaje, uno de los principales “problemas” fue armar el itinerario. Viajando con la abuela, no quería estar viajando como locas de acá para allá, y sentía que tampoco quería correr, y hacer 10 ciudades en 20 días…

La cuestión es que después de muchas vueltas, elegimos incluir a Barcelona y a Madrid como destinos españoles a visitar. Esto significó dejar afuera a Sevilla, Granada, Valencia u Oviedo por ejemplo (son tantas las ciudades de España que quiero conocer, y me faltan también las islas -Tenerife, Ibiza, Mallorca…-; uff, tengo que volver algún día y recorrer el país entero).

Estuvimos cuatro días en Barcelona, y luego teníamos cuatro también en Madrid, antes de volver a Roma y pegar la vuelta a Buenos Aires. Pero yo tenía en mente algo más.

No sé bien por qué tanta fascinación, si tal vez fueron las fotos que había visto por internet, alguna amiga que estuvo ahí, o la sensación de querer aprovechar ya que estábamos relativamente cerca… pero el último día en Madrid quería dedicarlo a conocer una de estas dos opciones: la ciudad de Toledo o el famoso Monasterio de El Escorial.

Honestamente, en ese momento de ninguno de los dos lugares sabía demasiado, sólo que me habían parecido lindas. 🙂

Ubicación de Toledo y de El Escorial respecto a Madrid
Ubicación de Toledo (al sur) y El Escorial (al Norte)

Recién en Madrid íbamos a elegir qué hacer. Yo tenía mis dudas, y la abuela estaba tranquila… como en todo el viaje… ella estaba feliz por estar ahí, y cualquier cosa que yo decidiera, para ella iba a estar bien.

Empezamos a averiguar, y para ir a ambos lugares, hay tanto trenes como autobuses, incluso se puede ir en auto (ay, si supiera manejar)…

  • Madrid – Toledo: 90 km /  50 minutos en colectivo (desde € 5) , o  25 minutos en el AVE (el tren de alta velocidad).
  • Madrid – El Escorial: 57 km / 50 minutos en tren (línea de Cercanías C8A, € 5,40 cada tramo) o 55 minutos en autobús (aprox. € 4).

Después de analizar un poco valores y distancias, y de tanta “investigación”, terminamos eligiendo por capricho: nos dimos cuenta que lo que más nos entusiasmaba era la idea de volver a viajar en el AVE!!! Jajaja… no hubo que pensar mucho más.

Terminamos pagando € 10 cada tramo, porque no había más boletos económicos… y sí, un montón de plata, pero qué lindo viaje! Fuimos en las butacas premium, un lujo que ni pude disfrutar del todo porque la media hora de viaje no daba para siesta!

[Con la abuela veníamos emocionadas mirando el cartel indicador de velocidad… 200, 230, 250 km/h como si nada… y ni un ruido se siente! El tren llegó a 299 km/h, no lo podíamos creer. Eso sí, olvidate de apreciar el paisaje!]

Y un ratito después de haber salido de la estación de Atocha, el tren estaba frenando en la estación de Toledo y nos esperaba un día espectacular…

Ahora sí.
Ciudad medieval, perdida en el tiempo. Le dicen la ciudad de las tres culturas, ya que a lo largo de su historia, ha sido conocida siempre por ser la ciudad de la tolerancia por la sana convivencia de judíos, musulmanes y cristianos.

Según la página oficial, “la ciudad nunca estuvo dividida de una manera clara por barrios de cada una de las religiones, pero sí existen zonas de una mayor influencia de cada una de ellas.” Y es así, una va caminando por esas callecitas de piedra, por esos laberintos que forman los pasajes y podés apreciar tanto iglesias católicas como sinagogas, ver en las construcciones detalles de la cultura árabe, es realmente hermoso…

Si llegás en tren como nosotras, verás que la estación es un adelanto de lo que espera más adelante. Desde ahí, podíamos haber ido en colectivo pero fuimos caminando hasta la ciudad… habrán sido unas 10 o 15 cuadras bajo el sol del mediodía, cruzamos el río Tajo, la terminal de autobus, y empezamos a ver la muralla de la ciudad… unos metros más y llegamos hasta la Puerta de Bisagra, una de las entradas a la ciudad.

IMG_20141021_154734799_HDR

De ahí fuimos subiendo por la calle Real de Arrabal, la calle Lobo, la calle Carretas…

100_5219

… por partes incluso el camino nos regalaba vistas del río Tajo…

IMG_20141021_124144296

.

Siempre en subida… hasta llegar por fin a la Plaza Zocodóver. Este lugar fue el centro de la ciudad durante la mayor parte de su historia, actuando como su plaza mayor. Allí hay mucha gente, bancos, lugares para comer… ahí también se pueden comprar los boletos del Bus Turístico.

Llegar a la Plaza no fue difícil. Nos guiábamos con el mapa en formato pdf que tenía en el celular como única referencia. El problema vino después. Así que como quien tira una moneda, elegimos salir para la derecha, y esto fue más o menos lo que recorrimos…

Tomamos por la calle Comercio y vimos todos los locales comerciales uno al lado del otro. Desde negocios de ropa (hay una tienda de Zara, por ejemplo) hasta negocios de comida (muchas cosas hechas en mazapán, dulces, vinos) y de antigüedades (¡se vendían incluso armaduras, banderines y espadas!).

Por suerte hay carteles que señalan los puntos turísticos más importantes. Pero en Toledo no hay calles como las puede haber en otra ciudad. No hay paralelas y perpendiculares. Hay pasajes, escaleras, callejones, subidas y bajadas. Entonces veíamos un cartel que decía “Catedral” y una flecha apuntando a la derecha, y bueno, hacia ese lado íbamos… ¡pero al final dábamos más vueltas que una calesita!

IMG_20141021_140431087_HDR

.

Después de un raaaato entonces llegamos a la hermosa Catedral de Toledo, a la cual vimos primero de atrás, y tuvimos que bordear la manzana para poder apreciarla de frente, jaja:

Catedral de Toledo

.

Desde ahí, atravesamos la Plaza del Ayuntamiento, y nos fuimos acercando al laberíntico barrio de la Judería: el barrio donde históricamente vivían y trabajaban los judíos. Era considerada como una ciudad dentro de otra, ya que ocupa casi el diez por ciento de la parte de Toledo que se encuentra amurallada.

IMG_20141021_140226502_HDR

.

Caminar por estas calles era entrar en un barrio con una atmósfera distinta. En las calles incluso se ven incrustados pequeños azulejos con el símbolo de la menorá, el candelabro típico de siete brazos de la cultura judía. Y nos explicaron que esa era una forma que tenían de “marcar” su lugar. Se veían muchos símbolos y objetos decorativos que remitían a los judíos, en las casas, en los balcones, en los nombres de las calles… realmente es una ciudad adentro de otra.

Decidimos caminar después por la calle de los Reyes Católicos. Habíamos visto la Iglesia de Santo Tomé, el Museo del Greco e incluso la Sinagoga de Santa María. Pero ese día hacía tanto calor, que ya no teníamos ganas de entrar a ninguna iglesia. Caminar en calles en subida y en bajada constantemente hizo que nos cansáramos mucho. La excusa ideal para sentarse en la sombra frente al Monasterio de San Juan de los Reyes y contemplar el paisaje y la gente pasar…

Escuela de Arte Toledo y Monasterio de San Juan (al fondo)
Escuela de Arte Toledo y Monasterio de San Juan (al fondo)

.

Después de un almuerzo tardío y reparador, salimos de la ciudad amurallada por la Puerta del Cambrón. Esta puerta también se conocía como “la puerta de los judíos”, ya que era uno de los principales accesos justamente a la judería. Lo particular de esta puerta y que la hace muy linda es que es de origen musulmán, y distinta a las otras.

.

Ya muy cansadas, pegamos la vuelta a Madrid. Pero con una alegría enorme de haber conocido este lugar. Sin dudas, volvería a ir, pero con un guía: hay tanta historia en ese lugar que una se pierde que es una lástima. El mapa fue una gran ayuda (estaríamos perdidas todavía en Toledo si no fuera por mi celular) pero no es suficiente… y realmente es grande. Nosotras estuvimos unas siete horas recorriendo Toledo y aunque pudimos dar un paseo hermoso, sin dudarlo es para quedarse dos o tres días.

Porque el colmo es que de tantas vueltas que dimos, nos fuimos sin visitar el Alcázar!!!

(*) Si quieren ver todas las entradas del viaje por Europa con mi abuela, están acá: https://palomitaporelmundo.wordpress.com/tag/europa-2014/

.

– Octubre 2014 –

Anuncios

Un comentario sobre “Una escapada a Toledo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s