Australia·Viajes

Sydney: día 11

Sábado 07/05/16

“Mi primer partido de rugby”

No tenía ningún plan para hoy: podía haberme quedado en pijama todo el día. Lo bueno de vivir en hostel es que no podés estar todo el día en pijama. Bah, poder se puede, pero te van a mirar raro. Estuve varias horas sentada en la computadora otra vez, pero hoy el hostel estaba repleto: los fines de semana se suele llenar de gente. Entonces mientras buscaba laburo, la gente pasa, se pone a hablar, no es fácil no tener mucha privacidad para estar tranquila.

Estaba en la mía cuando mi compañero de cuarto me dice si quería ir a ver un partido de rugby. La verdad que mucho no me interesaba. Pero me dice que iban un montón del hostel, que él mismo estaba comprando las entradas en ese momento, y que era en el Allianz Stadium, un estadio de Sydney inmenso donde se juegan partidos de rugby, cricket y también hay recitales. Y el precio no estaba tan mal…

Esa tarde a las seis de la tarde, viajamos 20 personas en subte y en colectivo para llegar al estadio.

IMG20160507185656[1]

Estuvo espectacular. El estadio es hermoso, todo impecable, el césped, las tribunas, todo. Muy poca gente cuando llegamos pero luego se empezó a llenar. Esa noche hubo 15 mil personas allí (lo pusieron en las pantallas gigantes) y sin embargo no hubo ningún problema para llegar ni para salir. Como en los espectáculos de EEUU, te venden cerveza y cosas para comer, como hamburguesas, panchos o papas fritas. Esa noche todos fuimos amigos por dos horas.

IMG20160507191106[1]IMG20160507213208[1]

Tuve la suerte de sentarme con Ben, un chico de Canadá que es de un pueblo cerca de Waterloo, donde vive y trabaja mi amigo Dami. Cuando le dije que conocía Waterloo se sorprendió, ya que no es una ciudad muy conocida. Pero más nos reímos cuando me dijo que en su pequeña ciudad se hacía el festival del maple syrup… ¡y Dami había estado justo allí hacía unas semanas! Yo había visto la foto en Facebook y por eso me sonaba. Este pueblo se llama Elmira y lo puedo anotar ahora en la lista de ciudades canadienses que conozco, jaja.

Después charlé un poco con Dan, otro chico del hostel pero que es de Gales. Y con tanta suerte que Dan es de una ciudad bastante particular… ¡y que yo también la conocía! Dan vive en la ciudad con el segundo nombre más largo del mundo… Cuando me mostró su licencia de conducir y vimos que el nombre de la ciudad estaba cortado porque no entraba, nos moríamos de la risa.

(Si no saben la historia de la ciudad que les digo, vean acá, no tiene desperdicio).

Después del partido, quisimos ir a tomar unas cervezas, paseamos un poco por la ciudad y no encontrábamos un lugar donde ir: aparentemente en Sydney los bares cierran a las 12 de la noche los sábados. Y 11.30 ya no puedes entrar. ¡Un sábado a la noche! Ya sabía que a la 1.30 no te venden más alcohol pero nunca pensé que a las 11.30 no íbamos a poder entrar a ningún lugar.

Terminamos la noche bailando en un lugar cerca del hostel… quedamos 7 de los 20 que salimos. Pero estuvo muy divertido, más que nada por lo diferente que fue salir acá. Las chicas se producen mucho, todas de vestidos de fiesta, pollera de cuero, tacos, peinadas,  maquilladas. La música que se escucha es también muy distinta: bailan todos muy raro para lo que estamos acostumbrados y no se escucha lo mismo, es otro estilo. Pero sí toman mucho.

Se terminó la noche a las 2 am, volví al hostel y me di una ducha.
¡Mañana tengo mudanza!

Anuncios

2 comentarios sobre “Sydney: día 11

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s