Australia·Viajes

Sydney: día 13

Lunes 09/05/16

Las camas de la habitación hacen mucho ruido. Me tocó la cama de arriba y cada vez que giro hago un ruido terrible. Son camas marineras de caño, tampoco es un hotel esto. Encima me dio tos. Creo que es por no haber lavado las sábanas antes de hacer la cama. Me volví a despertar a las 9 y para desayunar tengo pocas cosas. Tampoco tengo comida en verdad, así que nos vamos al supermercado.

Aldi es uno de los más baratos de Sydney, donde se consiguen productos buenos y en envases grandes… paquetes de arroz de 2 kilos por ejemplo o botellas de aceite de 5 litros. Aprovecho y compro tomates, bananas, pan, queso, mermelada, yogur, huevos… gasto unos 30 dólares. También compramos para hacer milanesas.

Volvemos al departamento y me doy cuenta que en la heladera no entra ni un limón. Está que explota. Los inquilinos anteriores se han ido y no han sacado sus cosas… y el que siguió tampoco… Así que me pongo a limpiar la heladera. Saco todo, limpio los estantes y los cajones, tiro productos vencidos y frascos casi vacíos, cuento cinco botellas de ketchup distintas… todos pasan y me agradecen, “qué bien Paloma, gracias, qué bueno lo que estás haciendo” pero a ninguno se le ocurre limpiar eh, jaja. Alba se apiada de mí y cocina para las dos unos fideos con vegetales que estaban buenísimos.

Me paso la tarde buscando trabajo en internet. Sigo viendo ofertas y páginas. El chico iraní me dice que también es ingeniero y que está hace cinco meses buscando trabajo y aún no aparece nada. Mientras tanto, el trabaja en un hotel para pagar las cuentas… Todos me dicen que cambie el curriculum, que invente trabajos y referencias y que me arme uno distinto para cada oferta de laburo que aparece.

¿Será tan fácil el “trabajar de cualquier cosa”?

Ayer vi en un restaurante que buscaban gente. Mando mi CV inventado y a las dos horas me contestaron: mañana a las 11.30 entrevista. Alba también mandó, tiene que ir a las 11. Ya que estamos, me enseña cómo llevar tres platos, cómo se agarran y cómo se reparten luego en la mesa. También me da un par de consejos acerca de trabajar en la cocina de un restaurante. Yo me río, pero creo que es mejor ir viendo todas las opciones que hay…

IMG20160509172408[1]
Vista desde el balcón del departamento

Hoy llegaron dos personas nuevas al departamento: un chileno y una japonesa. Se fue el holandés. Bah, en verdad se va mañana y hoy dormirá en el sillón.

El chileno es medio raro, anda en skate, es vegano, escucha música no tan comercial. Dice que tiene mucho dinero ahorrado pero hoy me pidió comerse una de mis bananas y se comió también las sobras del almuerzo de Alba y mío. No entendemos muy bien sus chistes tampoco.

La japonesa vino hoy y se fue al hospital, volvió con muletas. Le duele la espalda. Cocina en cuclillas. Queremos hablar con ella pero no nos entendemos… su inglés no es muy bueno y ella es medio tímida. Hace un rato buscaba sus cebollas y no las encontraba. Le digo que puede agarrar una de las mías, pero no me da bola. Me acerco, agarro una cebolla y le digo “te la regalo”. Ahí me entendió. Me sonrió como si le hubiera dado 100 dólares.

Ah, y hoy empecé a ver Game of Thrones. Me vi los dos primeros capítulos. No pude ver uno solo, porque el final del primero es tremendo y te obliga a ver el segundo. No vi más porque ya era tarde, pero espero que esto no se me haga un vicio. Me conozco…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s