Australia·Viajes

Sydney: días 28, 29 y 30

Martes 24/05/16:

Lo más importante del día: ¡hoy cobré mi primer sueldo!
Llegué al restaurante a las 5 de la tarde, dispuesta a arrancar una nueva semana acá. Ya estoy más cómoda con las tareas, me aprendí la mayoría de los platos del menú y me llevo bastante bien con las chicas que trabajan acá.

La manager es francesa y las mozas somos una colombiana, una holandesa y otra chica argentina. Todas tienen muy buena onda conmigo. El chef sigue con su mal humor cambiante (aunque depende el día te trata mejor) y los asistentes de cocina son de Nepal. Aunque hoy también empezó a trabajar una chica brasilera con ellos. Es todo un mix cultural también por acá.

Y cuando termina la noche, la manager me da un sobre. Cuando cuento los billetes… me pagaron de menos. Una hora menos, no es tanto, pero una hora es una hora. Y más cuando recién se empieza a trabajar.

IMG20160524230202
Sydney Tower / 11 pm

Miércoles 25/5:

Mientras en Argentina es feriado y mamá no trabaja ni mi hermano va a la escuela, yo me enfrento a un día como todos los demás. O casi. Hoy voy a trabajar de nuevo al restaurante. Me doy cuenta hablando con papá que hace un mes que estoy acá.

UN MES.
¿Ya un mes?

Claro, yo no viví el 25 de Abril. Ese día lo “perdí” viajando.

Papá me cuenta que van a comer locro… que mamá todavía está acostada aunque son casi las 10 de la mañana allá. No puedo creer que ya hace un mes dejé mi casa, mis cosas, mi departamento, mi trabajo. Estoy feliz. Siento que estoy viviendo algo genial, salgo de trabajar a las once de la noche, escucho música en los auriculares, vengo cantando en voz alta caminando por la calle.

Cuando me levanto, sigo sin saber a qué hora trabajo el viernes en la cervecería. Lo gracioso es que hoy me llamaron a la mañana para que vaya a firmar el contrato… el cual ya firmé la semana pasada. Me dicen que lo perdieron y me piden disculpas. Bastante desorganizados. Antes de ir al restaurante, paso y vuelvo a firmarlo, pero esta vez le saco una foto.

Más tarde, cuando yo ya estoy trabajando en el restaurante, suben una foto al grupo de Facebook. Están todos los turnos asignados para cada empleado. Me busco en la foto… y en mi nombre dice “OPT”. ¿Qué quiere decir eso? ¿”Optional“? (opcional) No tengo idea. Le escribo a la manager para que me explique qué mierda quiere decir.

A las dos horas alguien aclara que los tres que tenemos esas letras al lado de nuestros nombres quiere decir que tenemos que ir a un puesto de comidas que habrá instalado enfrente a la Opera House. Malísimo. Bah, la vista va a ser genial, ¡pero qué frío! Encima hasta aclaran que llevemos ropa negra y una camiseta manga larga abajo… ufff.

Esa noche brindo con una cerveza en el departamento por mi primer mes en Australia.

Jueves 26/5:

Se fue la chica holandesa del departamento, Eva. Se volvió para su ciudad porque su hermana está embarazada. Me confiesa que no se quiere volver, que no extraña casi nada y que tiene ganas de quedarse pero va solamente porque está por nacer el bebé.

Ella ya consiguió reemplazo, vendrá una amiga suya mañana. Eso significa que tendré nueva compañera en la habitación. Camilo la semana que viene deja el departamento porque se va a Melbourne y vendrá un amigo suyo del trabajo a ocupar su lugar. No me gusta que se vaya, pero sé que esto va a ser así todo el tiempo.

En el restaurante tuvimos una noche bastante tranquila, o será que ya me estoy acostumbrando a todo… los pies ya no me duelen, ya encuentro las cosas sin preguntar… incluso hasta me enseñaron a procesar los pagos en el sistema. Aunque todavía me olvide de algunas cosas y no sepa dónde se guardan otras…

En el medio de todos estos días, estoy hablando con Dami… y me cuenta del viaje a Japón… y qué ganas de ir a conocer que me dan. Tengo que sentarme a sacar cuentas, no falta tanto y tengo que ver si viajo o no.

A las 9 de la noche, mientras estaba trabajando, me llega un mensaje de una de las manager de la cervecería: mañana finalmente a las 16 tengo que ir y seré drink runner, es decir, llevar y traer bebidas. Nada de ir al puestito choto. Mañana empiezo a trabajar en la cervecería. Por las dudas ya me había pedido el día en el restaurante…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s