Australia·Viajes

Sydney: día 39

Sábado 04/06/16:

No puedo bajar la marca de las 11 de la mañana… y eso que sonó la alarma y todo. Camilo se tenía que ir al aeropuerto, armar su bolso… no escuché nada de ruido, pensé que con eso me iba a despertar.

Pero no. El también se quedó dormido, jaja.

Estoy “desayunando” (son las 12) cuando Alba sale a almorzar con un amigo suyo. Ella está bien vestida, de pollera, maquillada. Ya cree que no volverá al departamento hasta la noche. Mi look es de homeless, todavía no me bañé y me puse un sweater arriba del pijama. Está lloviendo, el día da para quedarse todo el día adentro.

Me insiste para que vaya a comer con ella, pero no tengo muchas ganas… además, ni siquiera conozco a su amigo. Me dice dos, tres veces, pero termina yendo sola.

Estoy por lavar mi taza cuando me llama para avisarme que se olvidó la cartera. ¡Lo que tiene de buena, lo tiene de despistada! Cuando se la estoy por tirar por el balcón, me vuelve a decir que vaya con ellos a comer.

Y ya fue, me convence.

Así que bajo y me están esperando en el auto: nos vamos a Newtown.

No para de llover en todo el día hoy, pero yendo en auto no molesta. Vengo en el asiento de atrás, hablando por Whatsapp con mi hermana. Le cuento que no sé qué hago saliendo a almorzar si no tengo ganas. Ella se me caga de risa. Yo creo que bajé por la insistencia de Alba, creo que no quería ir sola… Pero ni idea.

Buscamos un lugar para comer, pero él ya sabe adónde vamos a ir. Mientras tanto, vamos pasando algunos negocios muy lindos que hay por acá: librerías, negocios de ropa de diseño, mercados de comida orgánica. Newtown es un barrio de estudiantes universitarios, entonces hay otra movida por acá. La gente que pasa por la calle está vestida de otra manera, todos mucho más relajados, con los pelos de colores… es más divertido.

Una de las cosas que me llama la atención en un negocio es esto: se llama “Blind date with a book” (cita a ciegas con un libro). Están los libros envueltos en papel madera y tienen algunas palabras claves escritas, por ejemplo, romántico, estudiantes, amigos, familia, secretos, nueva vida, etc. Entonces uno agarra el libro y si viendo esas palabras te convence, te lo llevás. Y luego te enteras qué libro compraste. Una idea original, no?

IMG20160604133151

Comemos en un lugar que se llama Milk Bar. Acá hay varios lugares que sirven menú de desayuno durante todo el día, y también hay opciones de comida. Me pido una hamburguesa con papas fritas y una limonada. Alba come algo parecido, pero con una cerveza. Este chico se pide unas tostadas con palta. Parecemos dos gordas al lado suyo.

Veo el estante de las tortas y la convenzo a Alba de pedirnos una entre las dos. La torta Banoffee. ¿Cómo puede ser que no esté en Argentina? Tiene base de galletitas, banana, crema batida y dulce de leche (que acá no es exactamente dulce de leche, sino un caramelo líquido que se llama caramel spread, que se parece bastante).

Algo así:

banoffee

(Mamá, andá practicando para cuando vuelva, que tengo una nueva torta favorita…)

Alba acompaña la torta con un café. El amigo de Alba no se terminó ni siquiera las dos tostadas que se pidió. Y nosotras no paramos de comer.

Y encima, no nos dejó pagar.

Alba me cuenta que este chico gana mucho dinero por semana y que siempre la invita… Me incomoda todavía que me inviten a comer, y más aún en salidas como esta, que vine super colgada. Pero bueno, ya está.

El muchacho nos deja en el departamento de vuelta, le agradecemos mucho la invitación y quedamos en que venga a comer algún día al departamento (Alba cocinará).

Ahora sí, me doy un ducha y me voy volando a la cervecería. No anda nadie en la estación. ¿Quién saldría con este día horrible?

No para de llover en todo el día, así que está bastante tranquilo para ser sábado. La gente igual sale, pero el movimiento es mucho menor al del fin de semana pasado.

La noche transcurre bastante tranquila. Y yo vengo bien con las bebidas que entrego, ya casi no me confundo las mesas ni los tragos. Bah, salvo hoy, que me confundí con una mesa que había pedido una cerveza, y la moza que tuvo que llevarla vino y me cagó a pedos porque le dije el número de la mesa de al lado… es la única moza que no me saluda cuando llego, así que creo que tiene un problema conmigo, jaja.

Hoy Alba me dijo de una fiesta en Newtown en la casa de unos amigos de ella. Y la verdad que quiero ir, ya hace varios sábados que no salgo, la semana pasada salí muy tarde de trabajar y no llegué. Así que pregunto si me puedo ir antes hoy.

Para mi sorpresa me dicen que sí, así que a las 11 estoy en camino a encontrame con Alba. Acá somos todos medio esclavos y nos vamos cuando los managers nos dicen que nos podemos ir. Con lo cual irse antes de tu horario, es todo un logro. O es que realmente estaba muy tranquilo.

Y camino bajo la lluvia y me empapo las 8 cuadras que separan la estación de la casa de los chicos… Y la llamo a Alba y no me atiende el celular… Y no encuentro la casa, y sigue lloviendo y no hay un techito donde refugiarse…

Para qué…

La fiesta es un embole. Lo mejor que tiene es la sangría que hicieron los chicos.

Creo que estamos dos horas y nos volvemos a casa. Pero con esta lluvia me niego a volver a caminar hasta el departamento. Mi campera está mojada, estoy de mal humor.

Así que probamos pedir un Uber… El primer viaje es gratis. En cinco minutos, viene a buscarnos una camioneta Honda CR-V. El viaje a casa dura 12 minutos, y la experiencia fue más que positiva. Con esta lluvia era imposible volver a casa de otra manera. Con la aplicación del celular, tuve el dato del nombre del chofer, el modelo del auto y su patente. Y además fui viendo por donde iba el auto y cuánto faltaba para llegar a destino. Una maravilla.

Screenshot_2016-06-05-01-31-43-56

Esa noche llego al departamento, y me como un chocolate entero mirando dos capítulos de Game of Thrones. ¡Así por lo menos hago que valga la pena esta noche de sábado!

 

 

Anuncios

3 comentarios sobre “Sydney: día 39

    1. Viste qué lindo lo de los libros? Me alegro que te den ganas de venirte para estos lados, pero si querés sacar la visa de Nueva Zelanda, mucha suerte!! Los cupos vuelan en una hora. Estate atenta que en Septiembre salen! Saludos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s