Australia·Viajes

Sydney: día 40

Domingo 05/06/16:

No para de llover y la puta madre que lo parió.
Me levanté a las 12, cada vez peor, la alarma suena y para mi es música de fondo, jaja.

Como siempre viene siendo estos días, el desayuno es mi mejor comida del día. Es la única vez que me siento en el sillón tranquila a descansar un poco.

Me miro dos capítulos de Game of Thrones, y con Alba nos ponemos a buscar departamentos por internet. Hablamos con Marlous y vamos a empezar a buscar algo para irnos las tres. Ya la convivencia acá se hace pesada a veces, hay gente con la cual no tenemos más ganas de hablar, otros que no mueven un dedo cuando hay que limpiar, y la verdad, si sigo trabajando así voy a poder pagar otra cosa un poco más linda y menos llena de gente.

Entro a trabajar a las 17.30 hoy. Estoy esperando el colectivo, es de noche casi, llueve. Y subo esta foto a Facebook. Creo que preocupé a mucha gente, jaja. No me quiero volver a casa a pesar de que llueva hace varios días sin parar… ¡sólo estoy cansada de la lluvia!

IMG_20160614_154718

Viajo sola en el colectivo. Llego al trabajo 10 minutos antes, somos muy pocos empleados hoy, y hay muy poca gente. Termino trabajando cuatro horas nada más. Y tuve suerte, a muchos chicos directamente les cancelaron los turnos. Los domingos nos pagan un poco más por hora, así que mejor que haya menos gente 🙂

Cuando estoy yendo a cambiarme, veo que algunas caras conocidas están tomando una cerveza en el bar de al lado, que es de los mismos dueños de la cervecería. Por ser domingo tenemos 50% de descuento. Así que luego de sacarme el vestido y ponerme mi ropa, me uno a los chicos y a algunas de las mozas también.

Para poder estar ahí, me hicieron firmar un cuaderno y me pusieron un sello en la muñeca. Con ese sello, puedo tomar lo que quiera y comer tacos a mitad de precio. Pruebo por primera vez una de las cervezas que vengo repartiendo hace tres semanas: un vaso de cerveza tirada Pale Ale, y dos tacos. ¡Muy buena la cerveza! Pero los tacos son feos y están un poco fríos para mi gusto. Uno de los chicos se ríe y me dice qué hago pidiendo comida mexicana en un restaurante australiano. Tiene razón…

IMG20160605222801

Hablando con los chicos, me entero que esta semana es la última para unos cuantos… que una vez que termine el festival Vivid muchos se van a ir. Con lo que es probable que no me echen. Otra cosa que muchos me dicen es que Sydney no es tan linda, que es una ciudad chata y que Melbourne es diez veces mejor.

No es la primera vez que escucho esto. Pero irme a Melbourne ahora, cuando el invierno está empezando, no me dan ganas. Preferiría encarar para el norte y esquivar el frío. Ya veré que hacer.

Los chicos siguen de joda y se van a ir a bailar, pero yo elijo tomarme el tren a las 11 para llegar a casa tempranito, poder ver un par de episodios más e irme a dormir. Pero algo sale mal.

Por culpa de la lluvia, el tren tardó 50 minutos en hacer 4 estaciones, un recorrido que se hace en menos de diez minutos. Las vías están inundadas, hay árboles caídos, todo está parado. Cada cinco minutos, alguien nos habla por altoparlante y nos pide disculpas por la demora. Ha llovido tanto que todo está inundado. Afuera sigue lloviendo, con lo cual bajarme del tren y caminar no es una opción. Sólo me queda esperar.

Cuando llego a casa finalmente, estoy empapada y muerta de frío.
Por favor, que pare de llover pronto.
Me aburre que los días sean grises, no me gusta estar encerrada en casa y que toda mi ropa tenga olor a humedad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s