Australia·Viajes

Sydney: días 82 y 83

Domingo 17/07/16:

Me levanto sin voz directamente. Era obvio que iba a pasar. Le escribo a mi manager y le aviso que no hay chance de que hoy esté 11.30 en la cervecería. Pero si me siento mejor, le digo que iré más tarde. Estoy cansada y me duele la garganta. No tengo ganas de trabajar, pero los domingos me pagan más. Así vaya un rato, me hace diferencia…

La manager me responde que está bien, que me quede en casa, pero que me necesitarán más tarde. Aprovecho entonces y me levanto tranquila, desayuno y almuerzo en pijama, sentada en el sillón.

Alrededor de las 2 de la tarde, ya un poco mejor, le escribo para preguntar a qué hora quieren que vaya. Me contesta que no hace falta al final, que me quede en casa. ¡Quién los entiende! Cómo cambió la situación en tres horas: el día está horrible, llueve y hace frío. Gran día para quedarse en casa.

Con este día off salido de la galera, sigo en pijama y miro Game of Thrones después de no sé cuántos días… escribo un poco, limpio el departamento… ¡hasta puedo tomar la merienda! La ayudo a Alba con algunas cosas de Excel, disfruto estar en el departamento como nunca.

Mañana sólo tengo almuerzo en el restaurante así que ya estaré bien pronto. La garganta molesta un poquito. Hablo con mis viejos, están preocupados porque me notan cansada… sólo tengo un poquito de tos por la tarde. Ya era hora de parar la pelota y descansar un poco. Por suerte ya se vienen días mejores.

Lunes 18/07/16:

Me toca sólo trabajar al mediodía hoy… y de repente salió el sol en esta ciudad. Y tenemos un día de 25 grados en pleno invierno.

Estoy tres horas trabajando, un rato nada más. Me como una hamburguesa y me voy al bar de la Opera House, donde están Marlous y Mohsen tomando champagne ¿celebrando? este hermoso día. Me uno al festejo, sin poder creer que tengamos este día hermoso y yo estoy en remeraaaa. Estar sentada acá mirando el puente y la Opera con ellos hace que el lunes sea un gran día.

(Ah, y ya me siento muchísimo mejor.)

De ahí los chicos se vuelven al departamento y yo me voy de shopping. Hay liquidación en H&M, en Zara, en Forever 21… y la verdad que nunca me fui de compras en tres meses. Así que a pasear un poco y ver vidrieras. Me termino comprando unas remeritas por 5 y 10 dólares cada una. Pero vi vestidos a 15 dólares, camperas a 30, por favor, ¡me quería comprar todo!

Esa noche Marlous cocinó para nosotras. La consigna era que preparara una típica comida holandesa como yo les había cocinado empanadas hace unos días. Resulta que no tienen “comida típica”. Como nosotros tenemos el asado y no sé, España tiene la paella, parece que en Holanda no hay algo así. En fin, la cena de esa noche fue pasta con verduras. Estaba muy rica la comida, le puso de todo como verán…

IMG20160718200322

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s