Australia·Viajes

West Coast II – Road Trip (día 1)

Miércoles 28/09/16
Día 156
.
Cuando me vine a Australia, no estaba en mis planes viajar a la costa oeste. Ni siquiera sabía qué había de este lado del mapa.
.
Pero hablando con mis compañeros de piso, me empezó a llamar la atención… Y mientras más leía, más me entusiasmaba. La idea original era que viajemos los tres juntos, pero se pinchó enseguida. Y cada uno terminó recorriendo a su manera. Por mi parte, contraté un tour de diez días. Los que me conocen saben que no soy fan de este tipo de viajes, con itinerario pre-armado, con tiempos rígidos y sin libertad para hacer lo que una quiere. Pero siendo sincera, son vacaciones diferentes, donde no me tengo que preocupar por conseguir alojamiento, ni por las grandes distancias que hay que recorrer, ni por comprar cosas para comer. Y sí, no fue económico, pero valió la pena. Tengo un itinerario de diez días para conocer los principales puntos de la costa oeste. No hubiera podido hacer estos 2000 kilómetros de otra forma…
.
pbp10_2016
Recorrido del viaje
.
….
Me pasaban a buscar 6.30 am por el hostel. La noche anterior me quedé hablando por whatsapp hasta tarde con mi familia y amigos, así que dormí muy poco. La diferencia horaria me mata. Me desperté a las 5, cuando ya había amanecido y sólo quería seguir durmiendo.
.
La cocina del hostel abre a las 6, ya que la cierran de noche por seguridad… Pero son las 6.15 y todavía está cerrada. Pienso en ir a despertar a alguno de los chicos que trabaja acá, cuando aparece una a abrir la puerta. Estoy armándome un sandwich cuando aparece un hombre con gorro, anteojos negros, uniforme azul: me vinieron a buscar. Son las 6.25 am.
.
Soy la primera que sube al colectivo, así que elijo el primer asiento. Durante la próxima media hora, se van sumando dos chicas de Estados Unidos, tres asiáticas, dos inglesas, un grupo de cinco personas de Suiza, y dos familias de mamá, papá e hija, una de Sydney y la otra de Brisbane.
.
La primer parada fue al supermercado para comprar víveres. El guía/chofer se llama Sharpie (dijo su nombre y yo pensé automáticamente en las fibras, jaja) y antes de salir nos advierte que el primer día nos esperan unas lindas ocho horas en ruta, con paradas técnicas cada dos o tres horas, y que no siempre habrá instalaciones así que tenemos que hacernos a la idea de que habrá “bush toilets” (o sea, a las plantitas). Con este panorama, me compro una botella de agua de 2 litros y algunas frutas.
.
Sharpie es australiano y como tal, habla tan cerrado que me cuesta entender lo que dice. Cada vez que nos dice algo, lo miro fijo a la cara para leer sus labios pero aún así, le entiendo muy pocas cosas, jaja. Está todo el tiempo serio al principio, después con el correr de los días iba a empezar a mostrarse más sonriente. ¡No debe ser fácil llevar un grupo de 20 personas por 10 días!
.
.
El bus es cómodo y estando en primera fila tengo posibilidad de estirar las piernas… me duermo fácil unas dos horas y frenamos en el costado de la ruta. La gente ya tiene ganas de ir al baño en los arbustos, jaja. Dos horas más en ruta y volvimos a frenar, pero en una estación de servicio. Ahí seguro que no hay víboras.
.
.
Sharpie propone saltear el almuerzo y seguir viaje para llegar temprano al primer destino, Pardoo. Nos sugiere que no vayamos a la playa que está en el itinerario para este día 1 (Eighty mile beach) ya que ni siquiera podemos meternos al agua ahí… Y en cambio propone llegar temprano a Pardoo, descansar ahí, cenar e irnos a dormir temprano, para mañana salir al amanecer hacia el próximo destino, donde tendríamos tiempo extra para disfrutar. Nadie se queja, así que hacemos lo que él dice. Y para engañar al estómago, nos trae chips, snacks, manzanas y naranjas. Nosotros comemos y seguimos sentados, mientras él sigue firme en el volante.
.
.
Pardoo es básicamente una estación en el medio de la nada. Como las distancias son largas de este lado de Australia, hay un montón de lugares como Pardoo que ofrecen camas sencillas, enchufes para cargar los teléfonos, baños y duchas, en fin, nada de lujo, simplemente un lugar de parada técnica, donde la mayoría aprovecha a descansar para poder seguir viaje al otro día. Acá por suerte tenemos pileta.
.
Llega el momento de preparar el almuerzo. Y con él, la introducción a la vida de road trip. Hay cuatro cajas en el colectivo:
.
+una tiene las cosas para desayunar (café, azúcar, té, cereales, pan, mermelada);
+otra tiene platos playos y hondos, los cubiertos y vasos;
+la tercera tiene ollas, fuentes, bowls y sartenes;
+la cuarta tiene repasadores, bolsas herméticas, productos de limpieza.
.
También hay dos mega heladeras con un montón de comida: fiambres, leche, manteca, verduras, frutas. Y un bolso con cucharas de madera, espumadera, pinzas, cuchillos.
.
Todos somos responsables de la limpieza del colectivo y para cocinar la cena nos turnaremos por equipos. Llega la hora de elegir habitación y me toca con Chloe, la hija de uno de los matrimonios que viajan. Chloe tiene 21 años y será mi compañera de cuarto durante todo el viaje.
.
 .
El almuerzo ese día fueron sandwiches. Todos cortando tomates, rallando zanahoria, cortando pepinos. Tenemos panes diferentes y fiambre para elegir. Mientras tanto, Sharpie está esperando que alguien venga a ayudarlo: se rompió una de las manijas de la puerta del bus. Buen comienzo del viaje.
 .
El resto de la tarde transcurre en la pileta. Hace muchísimo calor. Con las chicas de EEUU hablamos obviamente sobre las próximas elecciones (están horrorizadas con lo que está pasando con Trump y Hillary) y aprovechamos a conocernos todos un poco mejor. El grupo de Suiza viene viajando desde Darwin. Una de las inglesas vino desde Cairns, y como yo, está con la visa Working Holiday.
.
.
Algo que me llama la atención es que empiezo a ver carteles de “alerta víboras” por todos lados. Sharpie nos advierte que si vemos alguna salgamos corriendo para el otro lado, que evitemos caminar entre arbustos, salir siempre con linterna de noche… Terrible cagazo.  Si me encuentro una, me muero. Sharpie nos dice que los próximos días de viaje también serán en modo alerta. Veo en todos lados que están los kit de emergencia para tratar a las personas que son mordidas y pienso que ojalá no me toque a mí usarlo.
.
.
Esa noche cenamos barramundi a la parrilla con ensalada. Barramundi es EL pescado de Australia, el cual no había tenido oportunidad de probar todavía. Estuvo bueno, es tierno y de sabor bastante suave. Lavamos los platos, guardamos todo en las cajas y a dormir temprano que mañana nos vamos a las 5 am. Esa noche cuando voy a ducharme y a lavarme los dientes voy paranoica mirando para todos lados. Por suerte no me cruzo con ninguna.
Anuncios

2 comentarios sobre “West Coast II – Road Trip (día 1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s