Australia·Viajes

West Coast II – Road Trip (día 3)

Viernes 30/09/16
Día 158

Sharpie nos hizo madrugar de nuevo hoy. No dormí muy bien ayer, no porque la bolsa de dormir fuera incómoda, sino porque con Chloe nos olvidamos de cerrar la carpa. ¡Dejamos solo el mosquitero, y nos cagamos de frío! Y despertarse cuando todavía es de noche hace que tu cuerpo esté medio tonto. Y encima antes que sonara mi alarma, se escuchaban todos los cierres de las otras carpas que se abrían y cerraban… Imposible dormir.
.
Desayunamos algo rápido con el amanecer. Con la excusa de que aprovecharíamos mucho más el día en el parque, nos convenció para estar a las 6 am listos para la primera caminata del día. Y así fue, todos obedientes, a la hora indicada estábamos subidos al colectivo.
.
El primer lugar al que iríamos sería Hancock Gorge.
.
Llegamos al punto donde empieza el sendero y nos cruzamos a un wallabie, primer animal que vemos en estado salvaje. Es como un canguro más chiquito, re lindo. Nos cruzó saltando y se perdió entre los arbustos. En los próximos días veríamos un montón de animales más.
.
Empezamos a bajar por la montaña, primero el camino era sencillo pero después se hizo más empinado, con muchas piedras. A esa hora de la mañana todavía estaba fresco, pero no había nadie. Parecía que estábamos solos en el parque.
.
Hasta que llegamos a un lugar donde tuvimos que descalzarnos. Un pequeño curso de agua no nos dejaba pasar. Todos con las zapatillas en la mano y caminando en el agua helada. Media hora después, llegamos a una pileta. Bastante profunda, bastante grande.
.
-“Los que quieran meterse, es el momento” – dijo Sharpie, y la mayoría empezó a sacarse la ropa y a zambullirse.
.
El agua estaba helada, eran las 6.30 am y ni siquiera había sol. Pero casi todos se metían al agua, así que junté coraje y yo también me tiré. El agua estaba tan fría que no sabría decir si en un momento se me entumecieron los músculos y por eso dejé de tener frío, jaja. Fue una linda sensación igual.
.
.
img20160930072551
Hancock Gorge
.
Salimos de esa pileta y gran sorpresa fue ver que Sharpie había cruzado caminando por arriba, sin mojarse, y nos esperaba del otro lado. Había algo más al final… Cruzamos por una parte muy angosta llamada Spider’s Trail, donde tuvimos que usar manos y piernas para treparnos a las paredes de ese cañón tan angosto, para llegar del otro lado y descubrir la increíble Kermit’s Pool, una pileta aún más linda que la primera. La vista de las enormes paredes rojas y la sensación de estar en el medio de ese cañón nadando fue espectacular.
.
Ahí entendimos porque Sharpie nos hizo madrugar. Valía la pena tener este lugar sólo para nosotros, y dado lo difícil del camino, era mejor (y más seguro) no tener a otras personas haciendo lo mismo que nosotros. Cuando dejamos este lugar, empezó a llegar la gente. Eran las 7.30 de la mañana de un viernes, comienzo del fin de semana y encima, en vacaciones de colegio. ¡Los próximos días estarían llenos de niños por todos lados!
.
.
Después de lo que había sido este primer lugar, estábamos todos demasiado entusiasmados por lo que vendría después. El segundo lugar al que fuimos fue Weano Gorge, y también fue un recorrido de clase 5. Pero realmente estábamos tan motivados que la bajada fue mejor todavía, en una hora habíamos hecho todo el sendero. También requirió treparse a las piedras, bajar despacio, caminar entre los árboles. Llegamos a un piletón enorme, que estaba tan abajo del cañón, que se ha instalado una baranda para ayudar a la gente a bajar… De otra forma era tirarse de cabeza al agua, unos cuatro metros de altura. Ahí no se metió casi nadie. El agua estaba aún más fría: en el medio de las altas paredes de piedra, no recibe el calor del sol en casi todo el día.
.
.
.
Un almuerzo reparador y encaramos hacia el tercer lugar del día: Joffre Gorge. El preferido de Sharpie, así que había mucha expectativa. Otra bajada empinada y desafiante, las mismas montañas coloradas pero en este camino de clase 5 en partes tuvimos que saltar, en otras tuvimos que sentarnos para bajar más seguros, tuvimos que bordear el agua con mucho cuidado para no caernos… pero hermosa sorpresa la enorme pileta al final del recorrido.
.
.
Fue un día agotador pero increíble.
¡Me encanta este lugar!
.
A la noche, alguno de los dos equipos cocinó mientras el resto miraba las estrellas y charlábamos mucho. Es clave en estos días el no tener señal en el celular, porque nadie tiene distracciones, y eso hace que todos hablemos entre nosotros y nos vayamos conociendo. La verdad es que la estoy pasando bien.
.
.
Anuncios

4 comentarios sobre “West Coast II – Road Trip (día 3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s