Tailandia·Viajes

Tailandia / día 10

Jueves 10/11/16
Día 198

¡Hoy tuvimos una de las mejores excursiones del mundo!

Bueno, por ahí no es para tanto…
Pero recorrimos cuatro hermosas islas de Tailandia, que si no íbamos con una excursión no íbamos a tener forma de conocer. O a menos que tuviéramos nuestro propio yate.

Nos pasaron a buscar por el hostel en una camioneta 4×4. El chofer nos dice que subamos, y con Alba nos sentamos en el asiento de atrás. La camioneta va al siguiente lugar a buscar más gente… Pero a ellos les toca ir en la caja. Vamos a dos o tres lugares más a levantar gente. Nosotras adentro con el aire acondicionado y siete personas van al rayo del sol todos apretados. Hasta sin quererlo nos pasan estas cosas.

Nos llevan al pequeño puerto donde hay un montón de personas esperando para salir cada cual en su barco, dependiendo la agencia con la que se contrató la excursión. A nosotras nos toca subir a un barco bastante grande con otras 15/20 personas, algunos jóvenes, pero muchas parejas.

Nos hacen sacar los zapatos (llevamos ojotas la mayoría) y los ponen en una caja. Nos ofrecen agua o gaseosas, y uno de los chicos nos va contando adónde vamos a ir, cómo es el recorrido del día… Hay otros dos chicos más que están de ayudantes, acomodando cosas.

Nos vamos a conocer estas islas hoy: Koh Chuek, Koh Ngai y Koh Kradan son las que están en el itinerario, pero vemos más islas a lo lejos. Todas esas islas que vemos no pueden visitarse directamente, pero se ven tan lindas. Es increíble el color del agua, el color de la arena. El cielo está en partes un poco oscuro, se viene una tormenta parece. Pero a nadie le preocupa mucho: con el clima tropical que hay, puede que llueva como puede que no. (Al final no nos llueve)

Tenemos un rato para descansar y recorrer la primer isla, pero en vez de caminarla con Alba decidimos tirarnos a tomar sol. El agua está calentita y hay un pequeños peces blancos nadando cerca nuestro. Por suerte no está lleno de gente por todos lados, es una playa bastante tranquila.

El almuerzo que sirven es con sistema “auto servicio”: armaron una mesa y pusieron la olla de arroz, otra olla con verduritas, una especie de curry… y cada uno va y se sirve lo que quiere. Lo mejor de todo es la bandeja con las frutas cortadas (sandía, papaya, ananá).

De a ratos van llegando otros barcos: en esta isla hay un hotel y un hostel, así que vemos venir tanto gente con valijas grandotas como mochileros de bajo presupuesto. Llegan lanchas pero también los longtail boat, esos barcos de madera tan pintorescos y tan típicos de Tailandia.

La última parada del día es la isla Koh Mook. Acá hay algo muy especial que vamos a hacer.

Nos ponemos todos un chaleco salvavidas y saltamos al agua. Todos flotando, armamos una línea, se pone el guía primero y nos pide que lo sigamos. Estamos enfrente de la entrada a una cueva. En eso veo que viene un grupo de asiáticos en fila perfecta, pero todos van agarrados de una soga, y el primero lleva una linterna. ¿Adónde estamos yendo?

Nosotros no vamos con soga, pero de a poquito empezamos a nadar, siguiéndonos unos a los otros, escuchando las órdenes del chico que va primero. Nos vamos metiendo en la cueva y se va haciendo cada vez más oscuro… vengo flotando incómoda con el chaleco salvavidas, pero a pesar de no poder ver casi nada, sigo. Hasta que en un momento no veo más nada. Oscuridad total. Ya no hay luz natural, no hay claridad del exterior. No la veo a Alba, la llamo por su nombre y me contesta que está detrás mío, jaja.

Seguimos nadando y avanzando en la oscuridad. El guía lleva una pequeña linterna, pero se pierde casi entre tanta gente. El corazón me late fuerte y esto me está dando un poquito de miedo, pero a la vez tengo una emoción, estoy nadando lo más rápido que puedo, siguiendo las voces del resto del grupo.

¡Y en eso veo la luz de nuevo! Finalmente atravesamos la cueva para llegar al centro de esta isla, un lugar bastante agreste donde hay un montón de árboles y las paredes de la cueva son altísimas. Nos cuentan que antes se escondían cosas acá adentro, por lo inaccesible que era llegar. Me imagino que tesoros de piratas. Estamos paradas en el medio de la isla y miramos para arriba, se ve apenas el cielo entre tantas plantas. Una gran experiencia venir hasta acá. Menos mal que le insistí a Alba con hacer esta excursión famosa a la Emerald Cave 🙂

img-20161110-wa0011
Dentro de la isla, después de haber cruzado por ahí nadando

Y finalmente, también tuvimos dos oportunidades para hacer snorkelling: vimos unos peces de lindos colores, y hasta pude ver uno que era largo y finito, color celeste casi transparente. Mediría unos 50 cm. Trataba de señalárselo a Alba pero no la tenía cerca. El problema acá fue que había bastante aguas vivas y no podíamos relajarnos del todo. El agua no era muuuuy clara donde paramos porque había muchas hojas y ramitas entonces no teníamos tanta claridad. Y encima estábamos a cuatro ojos mirando para todos lados que no apareciera una jellyfish por atrás, a arruinarnos la tarde. Después de un rato, terminamos dejando el equipo de snorkel, convencidas de que en los próximos días veríamos cosas mejores y nos fuimos a sacar fotos a la playa… mientras nos reíamos de un pobre chico que le sacaba a su novia 392894 fotos todas iguales.

Volvimos al hotel cerca de las 5 de la tarde, retiramos nuestros bolsos de la recepción y nos mudamos al hotel de al lado… No estaba mal el lugar en el que estábamos, pero como no nos habían gustado mucho los lugares que veníamos teniendo, decidimos elegir uno distinto para la segunda noche en Koh Lanta. De todos los que había escogido la agencia, este sin duda fue de los mejores. Pero no lo supimos hasta que no llegamos allí, y no íbamos a arriesgarnos a quedarnos sin lugar donde dormir esa noche.

Yo elegí el hotel acá, mientras que Alba eligió el hotel del próximo destino. La habitación estaba mucho mejor, tenía una linda pileta y un muy buen restaurant. Esa tarde llovió un poco, pero ya no nos molestaba, queríamos descansar.

El atardecer de Koh Lanta fue uno de los más hermosos de todo el viaje.

Anuncios

2 comentarios sobre “Tailandia / día 10

    1. Qué lindo que te haya gustado! Es realmente un país increíble. Puedes ver todos los posts que he hecho de Tailandia en la categoría Viajes! Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s